lunes, 6 de abril de 2020

Las del Quijote no eran feministas, pero sí ¡visibles y despiertas!




Autor: Lucila González de Chaves para El Mundo,com


5 abril de 2020 - 12:09 AM

"El Día del idioma Castellano se conmemora en honor al autor de Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes Saavedra. Cada 23 de abril se celebra el Día del Idioma Castellano para rendir tributo a Miguel de Cervantes Saavedra. ... Este 23 de abril también es un día simbólico para la literatura mundial"

Con este recuerdo de las mujeres del Quijote de la Mancha, la maestra Lucila González de Chaves inicia sus escritos en homenaje al Día Internacional del Idioma


Dulcinea del Toboso, ilustración de Cecilio Pla y Gallardo en Wikipedia 



















Son los valores estéticos, lingüísticos, además de la honestidad con que se cuentas los hechos y la vigilancia del relato, para mantener valientemente y con convicción el hilo conductor, y para vigorizar la fe en el ideal, la fidelidad y la capacidad de mantener firme ese talante idealista, generoso y humano, discreto pero enhiesto; son _ digo - los valores que hacen perdurar las obras en la historia, en lucha contra el tiempo, contra los decires y sentires de lectores y detractores que van apareciendo en cada siglo, en cada moda literaria.

Por ello, la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha escrita por don Miguel de Cervantes Saavedra, ha sido, a través de los siglos, un libro irrepetible, no importa que su construcción sintáctica, su semántica, su expresividad y – a veces – sus largos parlamentos no se acomoden a cada moda literaria, social y cultural que nos va tocando vivir.

Ahí están él, don Quijote y su admirador, Sancho Panza, y todas las mujeres –una sola de ellas, Dulcinea, es solo un personaje evocado– que atestiguan sus comportamientos en la lucha por alcanzar el ideal que se propuso: “desfacer agravios y enderezar entuertos”; personajes femeninos que encuadran muchas de las escenas quijotescas, para gloria de Cervantes y para penas y alegrías de don Quijote y Sancho.

Retomemos, en este abril del año dos mil veinte, el culto al señor de la “Triste Figura” y a nuestro idioma español, recordando la presencia femenina en tan monumental obra...

Pero, seamos nobles y valientes para dejar las envidias y las egolatrías, y poder encontrar los más expresivos adjetivos para loar con generosidad a nuestros excelentes y brillantes escritores colombianos, presentes y pasados, en todos los géneros del pensar y del sentir.



Así, leyendo y leyendo... se le fue despertando a don Quijote el amor apasionado pero casto, tanto en sus correrías en busca de los desvalidos, como en sus enamoramientos, pues confiesa: “caballero andante sin amores es árbol sin frutos y cuerpo sin alma.”

Algunas de las muchas mujeres, ligadas por diversas razones al “Caballero Andante”, son:



Dulcinea del Toboso:

El Caballero dice de ella: “no hay en el mundo doncella más hermosa que la emperatriz de la Mancha, la sin par Dulcinea del Toboso”. Desde Sierra Morena, le envía con Sancho la siguiente carta, de la cual muchos estudiosos españoles, la catalogan como la más bella carta de amor de la literatura española:

“Soberana y alta señora: El ferido de punta de ausencia y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, magüer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que, además de ser fuerte, es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo: si gustares de acorrerme, tuyo soy; y si no, has lo que te viniere en gusto; que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo. Tuyo hasta la muerte. El Caballero de la Triste Figura.”

Dice el crítico Martín de Riquer que cuando don Quijote envía a Sancho desde la sierra Morena con la carta para Dulcinea en El Toboso, lo orienta diciéndole que ella es hija de Lorenzo Corchuelo y Aldonza Nogales. Cuando don Quijote la consagró como “Su Dama”, ella pasó a ser el arquetipo de la mujer ideal.

Don Quijote dice a Sancho: “[...] la pinté en mi imaginación como la deseo, lo mismo por su belleza que por su principalidad.”

Cuando Sancho le dice que ella es una labradora que huele mal, don Quijote se enfurece y contesta: “[...] yo sé bien a lo que huele aquella rosa entre espinas, aquel lirio del campo, aquel ámbar desleído. Te oliste a ti mismo, Sancho.”



Maritornes:

Era “ancha de cara, llana de cogote, nariz roma, del un ojo tuerta y del otro no muy sano. Verdad es que la gallardía de cuerpo suplía las demás faltas: no tenía siete palmos de los pies a la cabeza, y las espaldas que algún tanto le cargaban, la hacían mirar al suelo más de lo que ella quisiera.” Esta moza asturiana está en la venta o posada para regocijo de los viajeros.



Marcela:

Una joven de buena posición y gran belleza. Es displicente y desdeñosa, llena de caprichos y amiga de imponer su voluntad. El joven Grisóstomo, la ama con pasión. Dice Cervantes que “su afabilidad y hermosura atraen los corazones de los que la tratan, pero su desdén y desengaño los lleva a la desesperación”.

Los razonamientos de Marcela, con solo catorce años de edad, deben ser leídos detenidamente, por la profundidad de su defensa ante las acusaciones de indiferencia y desamor que, según los asistentes al entierro, habían causado la muerte de Grisóstomo.

Una muestra de dichas reflexiones: “Yo conozco con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo a comprender que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso, a amar a quien le ama.”



Teresa Panza y Sanchica:

Esposa e hija de Sancho Panza. Cuando este está de gobernador de la ínsula Barataria, recibe una carta de Teresa dándole cuenta de todo lo que acontece en la aldea; dicha carta termina: “Espero respuesta désta, y la resolución de mi ida a la Corte; y con esto, Dios te me guarde más años que a mí, o tantos; porque no querría dejarte sin mí en este mundo. Tu mujer, Teresa Panza.”

Sanchica (o Marisancha) la hija, se caracteriza por su simpleza y por su bondad. Teresa Panza despide a Sancho, con estas palabras, al partir en la tercera salida; y las citamos, porque tal vez sean las únicas que en todo el libro nos dan una visión de la familia de Sancho.

Dice Teresa: “Vivid vos (marido mío), y llévese el diablo cuantos gobiernos hay en el mundo. Pero mirad, Sancho, si por ventura os viereis con algún gobierno, no os olvidéis de mí y de vuestros hijos. Advertid que Sanchico tiene ya quince años cabales, y es razón que vaya a la escuela. Mirad también que Marisancha, vuestra hija, se morirá si no la casamos, [...] que desea tanto tener marido, como vos deseáis veros con gobierno.”



Dorotea:

Resulta ser Dorotea de humilde linaje; sufre desengaños de amores porque su amado don Fernando, el hijo del duque, se marchó con Luscinda. Dorotea es rápida en pensar y brillante en opinar; tiene facilidad de palabra. De ella dice Cervantes: “El oírla es delicia de la mente.”

En la venta, Dorotea dice ser la princesa Micomicona de Etiopía, víctima del gigante Pandafilando de la Fosca Vista (porque aunque tenía los ojos derechos, siempre miraba al revés como si fuese bizco).



Altisidora:

Joven de catorce años, “de buen natural y claro entendimiento”. Locuaz y casquivana, quiere imponerse siempre en el amor.

En relación con el enamoramiento de Altisidora, don Quijote expresa: “¡Qué tenga de ser tan desdichado andante, que no ha de haber doncella que me mire que de mí no se enamore! Para mí sola Dulcinea es la hermosa, la discreta, la honesta, la gallarda y la bien nacida. [...]”.



Quiteria:

Es la dama del episodio de las “Bodas de Camacho”: Basilio, hombre pobre, está enamorado de Quiteria; pero, Camacho, hombre rico, es el preferido, y la dama quiere casarse con él. Gracias a una aparente escena sangrienta, Basilio se casa con Quiteria.



La Tolosa y la Molinera:

Dos mujeres de la más baja condición. El Caballero cree que son dos encumbradas damas y que el ventero o propietario de la venta, es quien debe armarlo caballero.

La Tolosa le ciñe la espada y la Molinera le pone las espuelas, igual que como hacían las doncellas en las ceremonias caballerescas. Ellas dos no olvidarán jamás el trato de princesas que el “Caballero de la Triste Figura” les dio aquella vez; pues en agradecimiento les pide que por su amor, en adelante se llamen doña Tolosa y doña Molinera.



Leonela:

En la novela El curioso impertinente que lee el cura, mientras don Quijote pelea en su cuarto con los cueros de vino; en dicha novela aparece Leonela como criada de Camila la esposa de Anselmo.

Leonela es testigo de la flaqueza de su señora, cuando Lotario la seduce. Cervantes pone en boca de Leonela estas consideraciones: “El amor, según he oído decir, unas veces vuela y otras anda; con este corre y con aquel va despacio; a unos entibia y a otros abrasa; a unos hiere y a otros mata [...]. Todo esto sé yo muy bien, más de experiencia que de oídas, y algún día se lo diré, señora, que yo también soy de carne y de sangre moza.”


Le puede interesar: Miguel de Unamuno la vida inquieta y anhelante

Luscinda:

Dama noble y rica y, además, hermosa, pues de ella dice Cardenio a don Quijote:

“Para remediar desdichas del cielo poco suelen valer los bienes de fortuna. Vivía en esta misma tierra un cielo, donde puso el amor toda la gloria que yo acertara a desearme: tal es la hermosura de Luscinda. [...] a esta Luscinda amé, quise y adoré desde mis tiernos y primeros años y ella me quiso a mí con aquella sencillez y buen ánimo que su poca edad permitía”


Vídeo

'Las malas palabras' Roberto Fontanarrosa Congreso de la Lengua 2004



CLUB PROMOTORES DE LECTURA Y ESCRITURA

Disertación de Roberto Fontanarrosa en el III Congreso de la Lengua Española, 20 de noviembre 2004, en Rosario, Argentina. "La pregunta es por qué son malas las malas palabras, ¿quién las define? ¿son malas porque les pegan a las otras palabras?, ¿son de mala calidad porque se deterioran y se dejan de usar? Tienen actitudes reñidas con la moral, obviamente. No sé quien las define como malas palabras. Tal vez al imaginarlas las hemos derivado en palabras malas, ¿no es cierto?. Muchas de estas palabras tienen una intensidad, una fuerza, que difícilmente las haga intrascendentes. De todas maneras, algunas de las malas palabras...no es que haga una defensa quijotesca de las malas palabras, algunas me gustan, igual que las palabras de uso natural" Fontanarrosa dio un toque de color al Congreso, al desarrollar una divertida reflexión sobre las malas palabras, para las que reclamó "una amnistía" y pidió que "cuidemos de ellas, integrémoslas al lenguaje, porque las vamos a necesitar".

martes, 14 de noviembre de 2017

Una colección de libros sobre los grandes desafíos de la ingeniería civil



El CPIC -Consejo Profesional de Ingeniería Civil- edita desde 2010 una colección de libros sobre los grandes desafíos de la ingeniería civil. Hasta la actualidad, la institución ha editado ocho libros que buscan dar respuestas a las demandas de la sociedad actual y futura en relación a la ingeniería civil.

El CPIC desde hace ya siete años edita una colección de libros sobre la construcción de edificios, infraestructura, transporte, planificación de ciudades y ética profesional, que son los grandes desafíos de la ingeniería civil. Esta colección que aborda temáticas, muchas veces inéditas en nuestro país, incluye ocho títulos que buscan instalar temas que demuestren la importancia de la ingeniería civil en la sociedad.
Las publicaciones tuvieron su inicio tras el Congreso Mundial de Ingeniería en 2010, cuando el CPIC editó “Ingeniería Argentina 1960-2010: Obras, Ideas y Protagonistas” en conjunto con el Centro Argentino de Ingenieros -CAI-, y expuso emprendimientos, obras y personalidades de la Ingeniería Argentina comprendidas entre 1960 y 2010. El siguiente libro se lanzó en marzo de 2013 bajo el título “Ingeniería Civil 2025”, edición que ofrece una traducción al español de “La Visión para la Ingeniería Civil 2025”, documento generado por la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles (ASCE).







En mayo de 2014, el CPIC lanzó “La Bombonera: Pasión de Delpini”, libro que recorre el proceso de creación y las circunstancias condicionantes a la hora de proyectar y ejecutar el estadio Alberto J. Armando del Club Boca Juniors a cargo del Ing. José Luis Delpini. Cinco meses después, se editó el libro “Edificio Seguro” junto a 32 instituciones que participaron del Foro Edificio Seguro con el objetivo de establecer las condiciones necesarias para obtener seguridad en los edificios existentes de más de cinco años.
Al año siguiente la institución lanzó “Ética Profesional y Lucha Anticorrupción”, compilado de las disertaciones suscitadas durante el Tercer Seminario Internacional que contó con panelistas del sector público y privado de organizaciones regionales y mundiales, tales como el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-, el World Council of Civil Engineers -WCCE-, la American Society of Civil Engineers -ASCE-, entre otras. En septiembre de 2016 editó ​“Anclajes de Tracción” , libro que muestra una de las mejores y más difundidas metodologías de trabajo durante la etapa de excavación de obra: anclaje lateral de tracción.
En lo que va de 2017 se editaron los dos últimos libros de la colección. El primero de ellos, “Planificar y Gestionar Ciudades Sostenibles”, compilado de las principales ponencias y trabajos expuestos durante el Primer Congreso de Ingeniería Urbana organizado por el CPIC en conjunto con la Maestría e Planificación y Gestión de la Ingeniería Urbana - CPIC - UTN - FIUBA-. Por último editó recientemente, “Hormigón Sostenible en Argentina” que tiene como objetivo difundir las características de los hormigones producidos, proyectados, construidos y mantenidos con conciencia ambiental​​.
Sobre CPIC: El Consejo Profesional de Ingeniería Civil -CPIC- es una institución pública de jurisdicción nacional, con responsabilidad social, que cumplió su 70 aniversario en 2014. Su misión es promover y velar por el ejercicio profesional responsable, con un marco ético, en beneficio del interés público. Nuclea cerca de 4.500 ingenieros civiles y 2.700 Maestros Mayor de Obra. El CPIC colabora en el dictado de la Maestría en Planificación y Gestión de la Ingeniería Urbana junto a FIUBA y UTN. Apuesta a la Responsabilidad Social Institucional a partir del apoyo a diferentes ONGs y busca permanentemente diversos beneficios para sus matriculados, como la ampliación de las incumbencias de la profesión. Trabaja activamente para lograr posicionar a la Ingeniería Civil como la profesión y ciencia capaz de impactar -de manera directa y positiva- sobre la calidad de vida de los ciudadanos. Concientiza a la población sobre los problemas actuales o futuros que pueden aquejar a la sociedad y sobre los aportes que puede brindar la ingeniería civil como solución. Más info: Más info: www.cpic.org.ar

jueves, 10 de agosto de 2017

Nuevos públicos artes escénicas y escuela. Cuando los jóvenes devienen espectadores






de Ana Durán
Editorial Leviatán, 2016



¿Qué espacio tienen las emociones en una primera visita al teatro? ¿Cómo “ven” los ojos de un espectador novato al descubrir la escena, la sala a oscuras? ¿Cuál es el rol de la escuela en esta experiencia única para los más jóvenes, que inauguran su rol de espectadores?

Nuevos públicos, artes escénicas y escuela, el nuevo libro de la reconocida investigadora, docente y periodista Ana Durán, estudia la recepción de las artes escénicas por parte de los jóvenes y su relación con el contexto escolar.

Este libro se presentó el 18 de mayo en el Teatro Payró con una mesa sobre Educación, Artes escénicas y Gestión cultural, coordinada por Sonia Jaroslavsky (Programa Formación de Espectadores) y de la que participaron Daniela Bouret (Teatro Solís, Uruguay), Javier Ibacache (Espacio Diana, Chile), Roxana Perazza (ex Subsecretaria de Educación de Ciudad) y Gisela Borches (docente Liceo 5 CABA).

Tomando como referente al Programa Formación de Espectadores del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, este trabajo indaga específicamente en la recepción y el proceso de formación de los jóvenes que concurren por primera vez a una sala como espectadores de las artes escénicas.

En ese marco, este libro se pregunta por esa primera vez en una sala: qué espacio ocupan las emociones, cómo opera la institución educativa, y cómo “ven” teatro estos destinatarios, es decir, cómo es su mirada acerca de las artes escénicas. Pero también indaga en los objetivos, alcances y desarrollo del oficio de mediación en la gestión de públicos y, por último, en las posibilidades que se abren para los jóvenes que se constituyen como nuevos espectadores de las artes escénicas.




“…en este contexto complejo, tecnológico, fragmentado y controlado por el dios “mercado”, las formas de acercamiento a las artes deben ser repensadas, tanto como qué tipo de artes les son más afines y qué calidad artística hay que ofrecerles. Los jóvenes rechazan lo escolar, lo de baja calidad, pero sobre todo el “teatro pensado para ellos” porque en general se trata de formas pasteurizadas y moralizantes que las instituciones aceptan como arte...”

Ana Durán



Páginas: 96

Formato: 20 x 14 cm.

ISBN: 978-987-514-923-6

Precio: $ 140



Acerca de la autora
Ana Durán es periodista especializada en artes escénicas, profesora de Lengua y Literatura y Magister en Ciencias Sociales con orientación en Educación (FLACSO). Fundó y dirigió la revista de teatro independiente Funámbulos entre 1996 y 2012. Junto a Sonia Jaroslavsky creó y coordina el Programa Formación de Espectadores del Ministerio de Educación G.C.B.A., el Programa Carrusel. Escuela de la Mirada, y la materia Arte y Ciudadanía en el Programa Adultos 2000. Además, ambas están a cargo del Área de Gestión de Públicos del Teatro Cervantes, Teatro Nacional Argentino, y son autoras del libro Cómo formar jóvenes espectadores en la era digital, también publicado por Editorial Leviatán en 2012, entre otras publicaciones dedicadas a la temática de los públicos jóvenes.

Formar jóvenes espectadores de teatro
Entrevista a Ana Durán por Adriana Santa Cruz para Leedor

jueves, 3 de agosto de 2017

NUEVOS PÚBLICOS ARTES ESCÉNICAS Y ESCUELA Cuando los jóvenes devienen espectadores de Ana Durán




NUEVOS PÚBLICOS
ARTES ESCÉNICAS Y ESCUELA
Cuando los jóvenes devienen espectadores
de Ana Durán
Editorial Leviatán, 2016
¿Qué espacio tienen las emociones en una primera visita al teatro? ¿Cómo “ven” los ojos de un espectador novato al descubrir la escena, la sala a oscuras? ¿Cuál es el rol de la escuela en esta experiencia única para los más jóvenes, que inauguran su rol de espectadores?
Nuevos públicos, artes escénicas y escuela, el nuevo libro de la reconocida investigadora, docente y periodista Ana Durán, estudia la recepción de las artes escénicas por parte de los jóvenes y su relación con el contexto escolar.
Este libro se presentó el 18 de mayo en el Teatro Payró con una mesa sobre Educación, Artes escénicas y Gestión cultural, coordinada por Sonia Jaroslavsky (Programa Formación de Espectadores) y de la que participaron Daniela Bouret (Teatro Solís, Uruguay), Javier Ibacache (Espacio Diana, Chile), Roxana Perazza (ex Subsecretaria de Educación de Ciudad) y Gisela Borches (docente Liceo 5 CABA).

Tomando como referente al Programa Formación de Espectadores del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, este trabajo indaga específicamente en la recepción y el proceso de formación de los jóvenes que concurren por primera vez a una sala como espectadores de las artes escénicas.

En ese marco, este libro se pregunta por esa primera vez en una sala: qué espacio ocupan las emociones, cómo opera la institución educativa, y cómo “ven” teatro estos destinatarios, es decir, cómo es su mirada acerca de las artes escénicas. Pero también indaga en los objetivos, alcances y desarrollo del oficio de mediación en la gestión de públicos y, por último, en las posibilidades que se abren para los jóvenes que se constituyen como nuevos espectadores de las artes escénicas.




“…en este contexto complejo, tecnológico, fragmentado y controlado por el dios “mercado”, las formas de acercamiento a las artes deben ser repensadas, tanto como qué tipo de artes les son más afines y qué calidad artística hay que ofrecerles. Los jóvenes rechazan lo escolar, lo de baja calidad, pero sobre todo el “teatro pensado para ellos” porque en general se trata de formas pasteurizadas y moralizantes que las instituciones aceptan como arte...”

Ana Durán

Páginas: 96
Formato: 20 x 14 cm.
ISBN: 978-987-514-923-6
Precio: $ 140



Acerca de la autora
Ana Durán es periodista especializada en artes escénicas, profesora de Lengua y Literatura y Magister en Ciencias Sociales con orientación en Educación (FLACSO). Fundó y dirigió la revista de teatro independiente Funámbulos entre 1996 y 2012. Junto a Sonia Jaroslavsky creó y coordina el Programa Formación de Espectadores del Ministerio de Educación G.C.B.A., el Programa Carrusel. Escuela de la Mirada, y la materia Arte y Ciudadanía en el Programa Adultos 2000. Además, ambas están a cargo del Área de Gestión de Públicos del Teatro Cervantes, Teatro Nacional Argentino, y son autoras del libro Cómo formar jóvenes espectadores en la era digital, también publicado por Editorial Leviatán en 2012, entre otras publicaciones dedicadas a la temática de los públicos jóvenes.

Formar jóvenes espectadores de teatro
Entrevista a Ana Durán por Adriana Santa Cruz para Leedor

martes, 16 de febrero de 2016

PREFAB ARCHITECTURE ARQUITECTURA PREFABRICADA




Könemann

PREFAB ARCHITECTURE 
ARQUITECTURA PREFABRICADA 
19,5 cm x 24 cm - 192 páginas a todo color 
Encuadernado con Tapas blandas con solapas. 
Español, portugués, inglés e italiano 
9788492463688 
La prefabricación es una opción que resuelve las más complejas situaciones. Su montaje es además un ahorro de energía y materiales y muy pocos desechos de construcción. Las más variadas posibilidades formales, estéticas y funcionales. 26 proyectos entre estudios, casas, escuelas. Fotografías, planos secciones, textos explicativos. 
PVP 6,95 €
Distribución exclusiva de ASPPAN, S.L. 
c/ La Fundición, 15 28522 Rivas-Vaciamadrid Madrid 
Tel.: 34 91 666 50 01 Fax: 34 91 301 16 95 
www.onlybook.com 

viernes, 12 de febrero de 2016

Los antiguos orígenes de su obsesión con los libros para colorear The Ancient Origins Of Your Obsession With Coloring Books



Los antiguos orígenes  de su obsesión con los libros para colorear
The Ancient Origins Of Your Obsession With Coloring Books
por MARK WILSON para Fast Co Design


Libros para colorear tienen raíces que se remontan 1.000 años, y comparten los beneficios de la meditación descubiertos por primera vez por los budistas
Coloring books have roots reaching back 1,000 years, and share meditative benefits first discovered by Buddhists.


.






Hace mil años, en los pisos de piedra de un monasterio en el Tíbet, un monje hincado sobre sus rodillas, colocaba rubíes del tamaño de motas de polvo para dibujar una delicada línea de arena roja que brilla intensamente. Castigándose por el sagrado trabajo de días en el proceso ya, a pesar del dolor en la espalda y las articulaciones, tiene que tener cuidado de no exhalar demasiado fuerte o extender su mano en el lugar equivocado.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
One thousand years ago, on the stone floors of a monastery in Tibet, a monk hunches on his knees, placing rubies the size of dust motes to draw a delicate line of glowing red sand. It’s punishing but sacred work. Days into the process already, his back and joints ache, yet he has to be careful not to exhale too hard or set his hand in the wrong spot.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Dibujan una imagen de una ilustración, una combinación de su mundo interior y exterior, como si se pudiera ver a través de sus ojos perfectos, y se necesita cada pedacito de su enfoque por días, semanas, incluso meses, la colocación de los granos individuales junto a sus hermanos para reproducir la verdadera visión. Al terminar, este mandala deslumbrante ofrecerá un iniciado de las prácticas más altas del tantra yoga en un punto focal para la reflexión y la contemplación de una visualización nacido de un rápido relámpago para la realización espiritual, ya que los budistas que practican esta particular rama tántrica, creen en la posibilidad radical que se puede alcanzar la iluminación en una sola vida, en lugar de un largo periodo de reencarnaciones. El intrincado mandala puede durar una sola semana y se vierte en el río como una bendición y un recordatorio: No hay que aferrarse; nada es para siempre.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
He’s drawing an image of an enlightenment, a combination of his inner and outer world, if he could see it through perfect eyes, and it takes every bit of his focus for days, weeks, even months, placing individual grains alongside his brothers to make the vision real. When finished, this dazzling mandala will offer an initiate of the highest tantra yoga practices a focal point for reflection and contemplation—a visualization born from a blitzkrieg rush for spiritual completion, since the Buddhists who practice in this particular tantric branch believe in the radical possibility that you can reach enlightenment in a single lifetime—rather than eons of reincarnation. The intricate mandala may be around all of a week before it’s swept up into a smear of dust and poured into the river as a blessing and a reminder: Don’t be attached; nothing is forever.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------





Hoy en día, en un metro de Nueva York, un gerente de ventas viaja entre codazos y golpes mientras trata de mantener un lápiz de color sobre el papel.
Ello ha sido sólo por un libro para colorear para adultos (el más vendido en Amazon), que es suficiente para borrar la distancia de un día de malas noticias y un vagón de tren lleno de un olor misterioso.
Mil años de diferencia y 10 mil millas de distancia, el monje y el gerente de ventas no son realmente tan diferentes. Ambos están realizando rituales que les permiten entrar en un estado mental particular, conocido como "flujo".
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Today, on a subway in New York, a sales manager is navigating bumps and elbows as she tries to keep a colored pencil on the paper. She’s just gotten a best-selling adult coloring book on Amazon, and it’s enough to erase away a day of bad news and a train car filled with a mysterious odor.
A thousand years apart and 10 thousand miles away, the monk and the sales manager aren’t really so different. Both are performing rituals that allow them to enter a particular mental state known as "flow."
------------------------------------------------------------------------------------------------------------










La diferencia entre el flujo y la felicidad

No necesariamente feliz, pero ciertamente no  triste. No satisfecho en su deseo. Tanto el monje y el coloreante están experimentando un estado inconciente que nace de la atención en una tarea. El flujo es un estado que, si se cree en la teoría psicológica-conecta el monje con el aficionado de colorear libros, y la tejedora al portador pistola de pegamento. Es una sensación que justifica nuestra obsesión cultural con muchas aficiones para el proceso en lugar de los resultados, la reformulación de la elaboración de un comportamiento tan cuidadosamente diseñado, destinado a servir como analgésico para la ansiedad en lugar de un medio para producir "mitones y pajareras". Y al mismo tiempo, estas artesanías pueden convertirse en herramientas visuales para nosotros ver la tranquilidad, como un talismán de una mente clara.



Phuntsok Tsering dice "No tener ningún pensamiento de distracción mantiene mi mente en calma," . Tsering es un monje que ha hecho mandalas de arena durante 18 años, y ahora comparte el ritual en los EE.UU. de Atlanta de Drepung Loseling en la orden del Dalai Lama, e incluso aparece en un episodio reciente de "House of cards" . "No es una emocionante alegría, sino una paz interior que me sale al tiempo que la mandala".
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

The Difference Between Flow And Happiness
Not necessarily happy, but certainly not sad. Not satisfied or longing. Both the monk and the colorer are experiencing a mindlessness born from mindfulness on a task. Flow is a state that—if you believe in the psychological theory—connects the monk to the coloring book aficionado, and the knitter to the glue-gun wielder. It’s a sensation that justifies our cultural obsession with many hobbies for the process rather than the results, reframing crafting as carefully designed behavior, intended to serve as an analgesic for anxiety rather than a means to produce mittens and birdhouses. And at the same time, these crafts can become visual tools for us to see tranquility, like a talisman of a clear mind.
"Not having any distracting thoughts keeps my mind calm," Phuntsok Tsering tells me. Tsering is a monk who’s made sand mandalas for 18 years, and now shares the ritual in the U.S. out of Atlanta's Drepung Loseling at the order of the Dalai Lama—and even appearing on a recent episode of House of Cards. "It’s not exciting joy but an inner peace that I get while making the mandala."
------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Si la creación de la artesanía no nos trae alegría, qué otra cosa nos brinda el esfuerzo? El psicólogo húngaro Mihaly Csikszentmihalyi puede tener la respuesta. Ha investigado la felicidad desde la década de 1960, y lo pueden ver en su charla en TED, (1) su documental, o en cualquiera de sus libros. Su teoría del flujo le resultará familiar: Alguien que es muy hábil en una tarea, como la escritura, la pintura o las cirugías pueden estar tan concentrado. En este estado, pueden olvidarse de dolor físico o responsabilidades personales para realizar una tarea con la máxima eficiencia. Es una idea atractiva para cualquier "lifehacker", que es por qué algunas personas incluso programan su jornada de trabajo para aumentar el flujo.
Muchos han interpretado erróneamente el estado de flujo con la felicidad misma, que Csikszentmihalyi se apresura a corregir. "Lo más gracioso de flujo es que por lo general no estas feliz cuando lo estás haciendo porque está demasiado centrado en lo que está haciendo", dice. Seras feliz después o durante una pausa en la actividad. Usted dice," Eso es bastante bueno! ' Pero el flujo de sí mismo no es una situación de la felicidad. Es el compromiso de alerta con el medio ambiente ".
El flujo es, en esencia, el trabajo. No es un mal trabajo, pero es un trabajo de todos modos, algo que empuja a la cima de sus capacidades cognitivas.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
If creating crafts doesn’t bring us joy, why else would we put forth the effort? The Hungarian psychologist Mihaly Csikszentmihalyi may have the answer. He’s researched happiness since the 1960s, and you may know him from hisTED talk, his documentary, or any number of books. His theory of flow will sound familiar: Someone who is extremely skilled at a task—such as writing, painting, or surgery—can be so focused on it that the minutes bleed into hours. In this state, they can forget about physical pain or personal responsibilities to get a task done at peak efficiency. It’s an appealing idea to any lifehacker, which is why some people even schedule their work day to increase flow.

Many have misconstrued the flow state with happiness itself, which Csikszentmihalyi is quick to correct. "The funny thing about flow is that you’re usually not happy when you’re doing it because you’re too focused on what you’re doing," he says. "You’re happy afterward or [during] pauses in the activity. You say, 'That’s fairly good!' But flow itself is not a situation of happiness. It’s alert engagement with the environment."

Flow is, in essence, work. It’s not bad work, but it’s work all the same, pushing someone to the peak of their cognitive abilities.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) Charla TED Mihaly Csikszentmihalyi

La ciencia del Microflow
La mayoría de los oficios no piden tanto de nosotros. los mandalas de arena requieren un año de entrenamiento para dominar la técnica (otra de tres a aprender las teorías espirituales importantes detrás de la práctica en sí misma). Sin embargo, gran parte de ese tiempo se dedica a aprender cómo construir esquemas geométricos limpios con sólo una cuerda y tiza. Los monjes no hacen sus propios diseños, como los patrones de mandala se transmiten únicamente por profesionales de nivel santo que han experimentado una visión. Sin embargo, hay un poco de creatividad reservado para el propio creador-A podría necesitar ser colocado en un rincón particular y pintada en un color particular de loto, pero un monje todavía puede elegir el número de pedales que tiene.
Aún así, una vez que esos contornos se completan en cualquier mandala, la creatividad cognitiva se realiza. En realidad rellenando el mandala es básicamente trabajando en un libro para colorear muy exigente físicamente durante horas y horas. El tejido es similar. Puede ser un reto para aprender una nueva puntada, por ejemplo, pero una vez establecido en un patrón, tejer una bufanda te pone en una especie de control de velocidad mental. Al igual que cuando se juega un juego de solitario, estás pensando, pero es el pensamiento sin sentido, pre-modelado con un destino claro.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------


The Science Of Microflow

Most crafts don’t ask quite so much of us. Sand mandalas require a year of training to master the technique (It’s another three to learn the significant spiritual theories behind the practice itself). Yet much of that time is spent learning how to construct clean geometric outlines with just a string and chalk. Monks don’t make up their own designs, as mandala patterns are passed down only by saintly level practitioners who’ve experienced a vision. Yet there is a bit of creativity reserved for the creator himself—a lotus might need to be placed in a particular corner and painted in a particular color, but a monk can still choose how many pedals it has.

Even still, once those outlines are completed in any mandala, the cognitive creativity is done. Actually filling in the mandala is basically working on a very physically demanding coloring book for hours on end. Knitting is similar. It can be a challenge to learn a new stitch, for instance, but once set on a pattern, knitting a scarf puts you into a sort of mental cruise control. Like when playing a game of solitaire, you’re thinking—but it’s mindless, pre-patterned thinking with a clear destination.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Es un paliativo: Consigue que no piensen en cosas que normalmente nos hacen infelices.


En estos casos, Csikszentmihalyi dice que entramos microflujo. Se trata básicamente de flujo luminoso, una versión del flujo que se puede llegar con menos habilidad, y menos atención. "Lo que hace microflujo, mientras que yo no creo que proporciona un flujo, evita el aburrimiento por un lado y por el otro la ansiedad", dice. "Es un paliativo: Le consigue que piensen en cosas que normalmente nos hacen infelices preocupado por su trabajo, o su salud, o lo que usted no tiene la oportunidad de hacer eso..."
O como Tsering me lo dijo, haciéndose eco de la filosofía budista en lugar de la psicología popular: "Cuando alguien dice que no es feliz, es porque piensan en algo infeliz."
que tan importantemente mensurable es el microflujo de la psique humana? En 1975, Csikszentmihalyi publicó un estudio que nunca fue publicado, donde se pidió a 35 estudiantes que renunciaran a algún hábito durante la semana de los exámenes parciales. La lista incluye actividades tales como silbar, tararear y bailar-podría ser cualquier cosa que habían encontrado a sí mismos haciendo para ningún propósito real distinta de hacerlo. Se dio a los estudiantes a su número de teléfono por si había problemas.
Después de un día, la mitad de los 35 participantes lo había llamado, para desertar del estudio. Cuando se les preguntó por qué, me dijeron que habían tendían a perder el foco en otras cosas en sus vidas. Una persona citada ser incapaz de recordar lo que habían leído cuando se estudia para los exámenes parciales. Otra culparon al estudio por quemarse sus manos al hervir huevos. Alguien entró en una puerta y rompió sus gafas.
"Al parecer estas cosas, estos rituales sin sentido que requieren un poco de atención, pero la atención no se centra duro-real, y la libertad para hacer de ellos son probablemente una cosa importante," dice Csikszentmihalyi.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
In these instances, Csikszentmihalyi says that we enter microflow. It’s basically flow light, a version of flow that can be reached with less skill, and less focus. "What microflow does, while I don’t think it provides flow, it prevents boredom on one hand and anxiety on the other," he says. "It’s a palliative: It gets you from dwelling on things that ordinarily make us unhappy. Worried about your job, or your health, or whatever. You don’t have a chance to do that."
Or as Tsering put it to me, echoing Buddhist philosophy rather than pop psychology: "When someone says they’re not happy, it’s because they think something unhappy."
How measurably important is microflow to the human psyche? In 1975, Csikszentmihalyi ran a study that was never published, where 35 students were asked to give up some habit during midterms week. The list included activities such as whistling, humming, and dancing—it could be anything they’d found themselves doing for no real purpose other than doing it. He gave the students his phone number in case there were issues.
Within a day, half of the 35 participants had called him, dropping out of the study. When he asked them why, they said they'd tended to lose focus on other things in their lives. One person cited being unable to remember what they’d read when studying for midterms. Another blamed the study for burning their hands when boiling eggs. Someone walked into a door and broke their glasses.
"Apparently these things, these mindless rituals that require some attention, but not real hard-focused attention, and the freedom to do them are probably a major thing," Csikszentmihalyi says.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Desencadenante Microflujo por diseño - Triggering Microflow By Design

Estos rituales sin sentido que requieren un poco de atención, pero no real fuerte atención. . . son probablemente una cosa importante.

Lo notable por el resurgimiento de la artesanía en el mundo de hoy es que son tareas que asumimos, como Csikszentmihalyi podría decir, para ningún propósito real que podamos explicar. En un mundo industrializado, tejiendo sus propias mitones no tiene sentido lógico. Se necesita tiempo y cuesta más que ordenar una alternativa de Etsy. Cuando un adulto colorea dentro de las líneas de un libro, es probable que no cuelgue los resultados en una pared, sino que puedan perder el tiempo en un estante entre otros libros para colorear. Así que un pragmático podría preguntar, ¿por qué el color o tejido en absoluto?
Si se empieza a observar el mundo de la artesanía a través de la lente de microflujo, se empieza a ver el objetivo tácito de lograr microflujo no es el resultado de una artesanía, pero la razón en primer lugar  es la la practica. En algunos casos, la actividad que induce microflujo es un hábito aparentemente inocua, Csikszentmihalyi ha encontrado, en otros casos, se convierte en algo más.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

What’s remarkable about the resurgence of crafts in today's world is that they are tasks we take on, as Csikszentmihalyi might say, for no real purpose that we can explain. In an industrialized world, knitting your own mittens makes no logical sense. It takes longer and costs more than ordering an alternative from Etsy. When an adult colors inside the lines of a book, they probably won’t hang the results on a wall but allow them to eventually waste away on a shelf among other coloring books. So a pragmatist might ask, why color or knit at all?

If you start looking at the world of crafts through the lens of microflow, you begin to see the tacit goal of achieving microflow is not the result of a craft, but the reason that the craft is practiced in the first place. In some cases, the activity that induces microflow is a seemingly innocuous habit, as Csikszentmihalyi found. In other cases, it becomes something more.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

















Manualidades parecen ser el resultado de la evolución convergente, el diseño no intencional de una conciencia social que necesitaba comunicarse

Crafts seem to be a result of convergent evolution, the unintentional design of a societal consciousness that needed a release.
Durante su vida, Mahatma Gandhi fue un partidario del huso de hilar. Por un lado, vio estas ruedas como medio para que la India dejara de depender de la industria textil del Imperio Británico, al igual que la Marcha de la Sal se organizó para que se produzca su propia sal. Por otro lado, Gandhi practicó hilando el mismo y llevando una rueda portátil de su propio diseño con él en los viajes. "hilando se eleva a las alturas casi de una religión con Gandhi y sus seguidores," La vida escribió en 1946. "La rueca es una especie de Icono de ellos. hilar es una cura de todo, y se habla en términos de la más alta poesía."

Y así como los mandalas budistas tántricos proporcionan con una visión del mundo perfecto, también lo hizo la rueda de proporcionar una especie de herramienta de visualización para la Tierra iluminada de Gandhi. "No podemos visualizar la no violencia en abstracto", dijo una vez refiriéndose a la rueda. "Así que elegimos un objeto que puede ser un simbolo para nosotros.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

During his life, Mahatma Gandhi was a vocal supporter of the spinning wheel. On one hand, he saw these wheels as a means for India to wean itself from the British Empire’s textile industry, much like the Salt March he organized for people to produce their own salt. On the other, Gandhi practiced spinning himself, carrying a portable wheel of his own design with him on trips. "Spinning is raised to the heights almost of a religion with Gandhi and his followers," Life wrote in 1946. "The spinning wheel is sort of an Ikon to them. Spinning is a cure all, and is spoken of in terms of the highest poetry."
And just as mandalas provide Tantric Buddhists with a vision of the perfect world, so too did the wheel provide a sort of visualization tool for Gandhi’s enlightened Earth. "We cannot visualize nonviolence in the abstract," he once said referring to the wheel. "So we choose an object which can symbolize for us, the formless."
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En este sentido, en la actualidad el boom de las artesanías es  convergente con la tradición milenaria del dibujo Mandala: Ambas prácticas se desarrollaron para servir a la misma necesidad humana de una liberación de la conciencia, para que no quemamos nuestras manos con agua hirviendo. Si los principios budistas son creíbles, si aceptamos el hecho de que las artesanías son una lección por sí mismos y que, paradójicamente, no debemos apegarnos a las cosas que laboriosamente hicimos para ser más felices por ello.
"La verdadera felicidad es después de terminar el mandala," dice Tsering. "Es una gran alegría." Añade, pero "la primera vez, cuando se limpie la basura, que ha estado haciendo de cuatro a cinco días de trabajo, ocho horas al día. Y en un segundo de esta mandala hermosa sea destruido. Se siente un poco triste. Porque darse cuenta, que atarse a esta hermosas mandala,  Verán que el apego que se tiene, es la causa de su propio sufrimiento... luego, lentamente, poco a poco, se iran acostumbrando a eso
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
In this sense, today's crafting boom shares convergent evolution with the millennium-old tradition of mandala drawing: Both practices evolved to serve the same human need for a release of consciousness, lest we burn our hands boiling eggs. If Buddhist principles are to be believed, if we embrace the fact that crafts are a lesson unto themselves—and that we paradoxically shouldn’t be attached to the things we painstakingly make—we will eventually be happier for it.
"The real happiness is after finishing the mandala," Tsering says. "It’s great joy." He adds, but "the first time, when you wipe it away, you’ve been doing four to five days of work, eight hours a day. And in one second this beautiful mandala is destroyed. You feel a little sad. Because you realize, I’m attached to this beautiful mandala. You’re seeing that attachment you have, and it’s the cause of your own suffering . . . then slowly, slowly, you become used to that."
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

sábado, 30 de enero de 2016

CASAS DE PIEDRA NATURAL 
2 30 cm x 30 cm – 576 páginas a todo color Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta 
Español, portugués, inglés e internacional 
9788499363554 
A lo largo de la historia hemos aprendido a valorar la seguridad y calidez de la piedra. Una cuidada selección de 54 casas alejadas del ruido, la contaminación y el estrés de las grandes urbes. Fotografías generales y de detalles, planos, esquemas, planos de ubicación. Imprescindible para profesionales e                                                                         interesados en la arquitectura y la                                                                              buena vida y el diseño. 

                                                                   PVP 29,95 €